Inicio
Quiénes somos +
Más cerca que nunca
En qué estamos +
Actuá +
Contactanos
ESTADOS UNIDOS | Las autoridades no deben seguir criminalizando la ayuda humanitaria
Posteado: 2019-05-28
imagen

El Departamento de Justicia de Estados Unidos debe retirar de inmediato todos los cargos contra el voluntario en tareas humanitarias Scott Warren, y no seguir criminalizando la ayuda humanitaria; así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

“El gobierno de Estados Unidos tiene la obligación jurídica de evitar muertes arbitrarias de personas migrantes y solicitantes de asilo en las zonas fronterizas. Sin embargo, las autoridades han destruido deliberadamente provisiones de ayuda humanitaria en terreno desértico y están emprendiendo acciones penales contra personas voluntarias en tareas humanitarias para disuadirlas de salvar vidas”, ha afirmado Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

El gobierno de Estados Unidos ha procesado a Scott Warren por ofrecer presuntamente “refugio” a dos personas migrantes indocumentadas proporcionándoles ayuda humanitaria en forma de agua, alimentos y ropa limpia, en la localidad desértica de Ajo, en Arizona, donde él vive. Si es declarado culpable de los tres cargos formulados en su contra, Scott Warren podría recibir una condena de hasta 20 años de prisión. Está previsto que su juicio por delito grave comience el 29 de mayo.

Amnistía Internacional ha enviado una carta abierta a las autoridades estadounidenses como parte de una campaña internacional para pedir la retirada de los cargos contra Scott Warren.

“Prestar ayuda humanitaria nunca es delito. Si Scott Warren es declarado culpable y encarcelado por estos cargos absurdos, será considerado preso de conciencia, privado de su libertad por sus actividades como voluntario basadas en principios humanitarios y en sus creencias religiosas”, ha dicho Erika Guevara Rosas.

“Amnistía Internacional ya se opuso hace 15 años a procesamientos penales parecidos contra personal voluntario de ayuda humanitaria, y seguirá haciéndolo si es necesario, hasta que el gobierno se abstenga de cometer este abuso de autoridad. El gobierno de Estados Unidos debe adoptar de inmediato excepciones al procesamiento por ‘tráfico ilegal’ y por ‘dar refugio’ cuando se trate de ayuda humanitaria, y aplicarlas.”

Anteriormente en el año, Scott Warren y otras ocho personas voluntarias de la organización No More Deaths/No Más Muertes también fueron procesadas por delitos menores de tirar basura e invasión de propiedad privada, en concreto por dejar agua y otras provisiones de ayuda humanitaria en zonas desérticas donde mueren con frecuencia personas migrantes.

En Arizona se encuentra la región fronteriza con más muertes de todo Estados Unidos, con un 38,3% de las 7.242 muertes registradas en tales regiones por las autoridades fronterizas estadounidenses en los últimos 20 años. El número real de muertes es, probablemente, superior, dado que organizaciones y medios de comunicación locales a veces dan cifras superiores a los datos estadísticos oficiales y que las autoridades fronterizas no siempre documentan o recogen los restos mortales sobre los cuales son informadas por personal voluntario.

Amnistía Internacional considera que las actividades voluntarias de Scott Warren y la organización a la que pertenece, No More Deaths/No Más Muertes, constituyen una ayuda humanitaria vital, destinada a preservar el derecho a la vida y a evitar la muerte de personas migrantes y solicitantes de asilo en el desierto de Sonora.


¡FIRMÁ y exigí que retiren los cargos en su contra!

FILTROS
COVID-19
X
EXIGE JUSTICIA PARA GUSTAVO GATICA
EXIGE JUSTICIA PARA FABIOLA CAMPILLAI
#FirmáXChile #INVESTIGUENMANDOS
#FirmáXChile #INVESTIGUENMANDOS
Gustavo Gatica, un joven estudiante de psicología que participaba en las manifestaciones del estallido social en Chile, quedó ciego por el impacto de balines que coinciden con los disparados por personal de Carabineros. Dicha munición fue utilizada de forma indiscriminada y desmedida en innumerables ocasiones durante las protestas, violando las normas internacionales sobre el uso de la fuerza por parte de la autoridad y dejando a cientos de personas con lesiones oculares.
Fabiola Campillai, de 36 años, madre de tres hijas/os, bombera, jugadora de fútbol y activa en labores comunitarias. El martes 26 de noviembre mientras se dirigía al trabajo recibió el impacto de una bomba lacrimógena por parte de Carabineros en su rostro. Este ataque se llevó consigo su vista, el sentido del olfato y del gusto. Además, este brutal suceso le provocó múltiples fracturas craneoencefálicas que le han obligado a someterse a numerosas intervenciones quirúrgicas de alto riesgo. Si bien la noche del 27 de agosto fue detenido un capitán de Carabineros como presunto responsable directo del ataque hacia Fabiola, la investigación no puede limitarse a quien disparó, sino que deben investigarse también a las personas que vieron lo sucedido, sin hacer nada para evitarlo ni para prestar auxilio, y también a los mandos que, sabiendo lo que había pasado, no aplicaron medidas contra los responsables.
Firmá y exigí que se investigue y judicialice a todos los responsables de este acto de violencia policial, incluida la cadena de mando.
Firmá y exigí que se investigue y judicialice a todos los responsables de este acto de violencia policial, incluida la cadena de mando.
X
COMPARTIR EN FACEBOOK
COMPARTIR EN TWITTER
X
Completa los siguientes campos para entrar en contacto con nosotros:
Nombre
Email
Telefono (opcional)
Mensaje
CONTACTANOS